Libretas con pliegos encolados

Muchas veces necesitamos escribir nuestras vivencias, números de teléfono o recordatorios en un lugar personal. ¿Qué más personal que una libreta a medida?


Lo primero, debemos pensar qué tamaño queremos que tenga nuestra libreta. Necesitaremos hojas que midan el doble de ancho que las medidas que deseamos, ya que irán dobladas. Por ejemplo, si queremos que nuestra libreta mida 15 x 10 cm, necesitaremos hojas de 15 x 20 cm. Si queremos una libreta del tamaño de medio folio, necesitaremos el folio entero. Dicho esto, debemos doblar las hojas por la mitad, presionando fuertemente el doblez. Yo he usado hojas de un antiguo cuaderno.

Cuando las tengamos todas dobladas, las amontonaremos una sobre otra en la misma dirección, de modo que el lado doblado quede hacia nosotros. Pondremos dos tiras de cartón (o dos reglas, o dos palitos de madera...) por encima y por debajo de esta zona (dejando 1cm aproximadamente de distancia). Usando dos clips tipo pinza, los sujetaremos por los lados. Es importante que los dos clips sean fuertes, ya que necesitaremos que las hojas permanezcan bien juntas.

Ahora, con ayuda de un pincel, encolaremos el canto de la que va a ser nuestra libreta. cuando se seque, repetiremos este paso entre 6 y 8 veces, para asegurarnos que las hojas de nuestra libreta no se van a soltar. Para este paso no debemos usar pegamentos flexibles (tipo Imedio), siliconas o en barra.


Dejaremos reposar nuestra libreta, sin quitar los cartones, las horas que el fabricante del pegamento nos recomiende, aunque lo mejor es dejar secar durante 24 horas.

Ahora, retiraremos los cartones. Es normal que se haya quedado parte del cartón adherido a la primera y última hoja de nuestra libreta, pero intetaremos no romperla al separarlos. Echamos un poco de cola blanca en el lateral de la primera hoja y colocaremos la portada. Puede ser una pieza de cartulina, una foto, un mapa... Cualquier cosa que queramos. Debe de ser de la misma medida que el tamaño de la libreta. Hacemos lo mismo con la contraportada.



Volvemos a dejar secar. Esta vez no hace falta que sean 24 horas, pero debe de estar bien seco antes de realizar el siguiente paso. Podemos dejarlo secar con los clips tipo pinza para que presione la unión.

Perdón por el mal ángulo de la siguiente fotografía, cuando lo hacía no pensé que se vería tan mal :( Cuando se seque, colocaremos la cinta (cinta de carrocero, cinta americana, cinta tipo esparadrapo o gasa...) Pegaremos primero un lado bien (al ser adhesiva no necesita que usemos pegamento)  y después presionan con fuerza pegaremos el otro lado, para que quede tirante.

¡Ya tenemos nuestra libreta! Podemos decorarla con lo que queramos, añadir adornos, pegatinas, etiquetas, sellos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario