Botecillos con caras de Lego®

¿Quién no ha jugado en su niñez con las figuritas de Lego®? Aquí llega un pequeño tutorial para hacer vuestros propios botes con caras de este juego, para pequeños y nostálgicos ;)


Lo primero que tenemos que hacer es conseguir un bote cilíndrico. Yo he usado el envase de chicles que aparece en esta imagen.

Con ayuda de alcohol eliminamos la pegatina de la marca y los restos de pegamento. También lo debemos lavar por dentro.

Ahora, pintamos de amarillo el bote (la tapa todavía no). Recuerda que el color de las figuras Lego es un color amarillo intenso, casi anaranjado, de modo que si tienes un color amarillo pálido podrías mezclarlo con algo de naranja para conseguir el color más similar posible. Pintaremos dos o más capas.

Cuando se haya secado, con pintura negra o un rotulador permanente dibujamos las caras. Podemos usar Google para ver diferentes diseños de las caras para dibujar las nuestras.

Ahora, vamos con la tapa. Lo primero es eliminar, con un cúter o unas tijeras las partes de plástico que no nos interesan: sólo queremos una anilla.

Ahora, la pintamos de amarillo también. Para que no se transparente el color rojo a través del amarillo de la pintura, debemos dar tres o cuatro capas. También pintaremos la zona superior e inferior de la tapa.

Ahora vamos a necesitar láminas de plástico transparentes, pueden ser acetato, forro de libros, bolsas de congelar (sin impresión), etc. Cortamos un trozo que no tenga dobleces ni roturas. Si no deseásemos una tapa transparente podemos utilizar un plástico opaco o pintar posteriormente la tapa transparente.

Añadimos pegamento en la parte superior de la tapa (asegúrate bien de comprobar que se trata del lado superior).

Ahora posicionamos la anilla hacia abajo sobre el plástico transparente y hacemos presión, de modo que se adhiera perfectamente. Si viésemos alguna arruga en el plástico dentro de la anilla, estiramos rápidamente.

Ahora sólo nos queda recortar el sobrante de plástico, cuando el pegamento se haya secado por completo. Lo podemos hacer fácilmente con unas tijeras.

¡Terminado! Metemos en los botes lo que queramos guardar en ellos y ponemos la tapa. Listo para adornar cualquier lugar de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada