Crear stencils adhesivos

Los stencils o plantillas para estarcido son esas láminas que se posicionan sobre la superficie a pintar y, con los diferentes huecos y espacios que tienen, al pintar sobre ellas se va dibujando en la superficie la imagen. En este post os explicaré cómo hacer vuestros propios stencils adhesivos usando forro adhesivo de libros y utilizarlo con esponjillas.



Lo primero, tenemos que dibujar nuestro stencil en la capa blanca del forro de libros. La mayoría de ellos tienen una cuadrícula dibujada que nos puede resultar útil. Recuerda que debes dejar huecos en blanco entre cada detalle del motivo y que todas las partes del stencil tienen que estar conectadas, para que se pueda usar fácilmente el stencil.

Cuando lo tengamos terminado, recorta todas las partes interiores (las partes que luego serán las que estén coloreadas) con un cutter. Hazlo con cuidado, para que las zonas delgadas no se rompan y el dibujo quede perfecto.

Despega el papel del forro de libros (donde estabamos dibujando). Ahora, debemos adherir el stencil a la pieza que queremos decorar. Recuerda que los stencils adhesivos solo son recomendables para superficies no porosas, como vidrio, plástico, azulejos, etc. Para tela, papel o cerámica debes usar stencils no adhesivos.
En este caso hemos usado un tarro de cristal. Lo adherimos y presionamos con fuerza para que todas las partes se adhieran y no queden huecos por donde pueda colarse la pintura. Los stencils adhesivos sólo son recomendables para un solo uso, ya que el pegamento va perdiendo fuerza y es posible que posteriormente no se adhiera y la pintura se filtre por todas partes. Con una esponja pequeña mojada levemente en la pintura (no mezcles la pintura con demasiada agua, ya que puede hacer que el stencil se despegue), golpea la superficie a decorar. Da dos o más capas y utiliza pintura apta para el tipo de material que estamos decorando.

Posteriormente, despega el estencil con cuidad, cuando la pintura esté seca. Si pensamos que la pintura podría hacer que el stencil se quedara adherido, podemos despegarlo antes de que esté seca por completo, pero tenemos que tener cuidado de no manchar otras partes del motivo al hacerlo. Ya tenemos nuestro tarro de cristal decorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada